EL PUENTE DE MI VIDA

EL PUENTE DE MI VIDA

EL BLOG DE CHARLES

EL BLOG DE CHARLES

Los peones de garrafas de vinos

Levanta siempre tó las manos fuerte pa'rriba y nunca dejes de soñar en cada chicotá, tu tienes arte, poderío y humildad... no cambies nunca, esto es lo que te hace rico en las Cofradías y en los amigos.
Te doy la bienvenida a este pequeño rincón que es mi blog.

Mis amigos seguidores

7 de mayo de 2011

ESTO VA LLEGANDO A SU RECTA FINAL...(texo:Fernado Gelán)


Esto va llegando a su recta final. Hasta ahora, hasta ayer con las orejas para “El Cid” y Daniel Luque y la vuelta al ruedo para Cayetano, con sus figuritas y sus zapatillas lanzadas sobre al albero, el balance ha sido bastante positivo. Sin duda alguna hay que destacar el toreo de José María Manzanares ante el indultado toro de Núñez del Cuvillo, el famoso “Arrojado” y las cuatro orejas que se ha llevado al zurrón Julián López “El Juli”.
Ha habido muchos problemas con los toros, sobre todo, las ganaderías que se esperaban con reses de más tronío no respondieron a la expectación acumulada. Han saltado a la plaza sevillana muchas reses mansas y difíciles de lidiar. La afición de Sevilla aguanta mucho, pero también se desespera y a veces hasta protesta. En el balance de este ciclo taurino en la Maestranza siempre se recordarán las tardes donde hubo toros buenos y toreros que supieron ofrecer espectáculo.
Manzanares es el que nunca falla. Es el torero de moda. Está en la cima. Solo su presencia en el ruedo de la plaza sevillana provoca aplausos. El matador de Alicante, antes de empezar la corrida, cuando terminó el paseíllo, recibió desde los tendidos una emotiva ovación, recordando la faena al toro indultado de “Núñez del Cuvillo”. Gritos de aliento y fervor hacia Manzanares, que hoy es el número uno en Sevilla. Invitó Manzanares a sus compañeros de terna a compatir los aplausos, pero declinaron y el torero de Sevilla salió a los medios a saludar.
Así fue. Manzanares no da un toro por perdido. Fue otra vez el héroe de la tarde. Tiene un talismán en las taleguillas. Volvió a armar el taco en su primero y en el segundo de su lote, pese a las dificultades de las reses. Pero el matador de Alicante no se amilana por nada y desarrolla un toreo de verdad que llega a los tendidos porque pone, además de arte, alma, corazón y vida.
Manzanares, en su primero –segundo de la corrida--, dio pases medidos y ajustados, con esos cambios de mano que provocan la alegría y el entusiasmo en los tendidos. Buenos naturales y derechazos, para terminar con los pases de pecho o con alguna floritura de artista fetén. La música sonó fuerte para la brillante faena de Manzanares. Pinchó a la primera y acertó con la estocada al segundo intento. Hubo petición de oreja, pero quizás con demasiada timidez. Anabel Moreno, la presidente, al no verse agobiada, dejó seguir el curso de los acontecimientos. Pese a la fuerte ovación del público y tras llevarse las mulillas el toro a los corrales, Manzanares saludó desde los medios, sin querer dar la vuelta al ruedo.
En el segundo de su lote – quinto de la tarde--, Manzanares ya fue a por todas. No se lució mucho con la capa, pero se destapó nuevamente con la muleta. Exhibición total del torero alicantino –es el triunfador de esta Feria de Sevilla--, con una responsabilidad grande para dominar al toro. Manzanares tuvo siempre quietud, firmeza, gancho y, sobre todo, arte. Volvió a enloquecer la Maestranza. Más filigranas ante el “jandilla” para que volviera a sonar la banda de música con espléndido pasodoble. Hubo en la faena de muleta de Manzanares magia pura. Momentos cumbres manejando la derecha y la izquierda. Y siempre con los pies atornillados en el albero para mandar y templar.
La estocada a este quinto de la tarde “Fragata” fue fulminante. El torero, que iba vestido de pasión y oro, quiso que el toro muriera sin descabello ni puntilla. Tardó en caer la res sobre la arena y escuchó un aviso. Pero esta vez, pese a todo, Manzanares recibió la oreja del “jandilla”, que paseó triunfalmente por el ruedo.
Pedazo de actuaciones ha ofrecido José María Manzanares en este ciclo de la Feria de Sevilla. Además, la afición está con el torero alicantino y bebe los vientos por su capacidad, imaginación y poderío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario