EL PUENTE DE MI VIDA

EL PUENTE DE MI VIDA

EL BLOG DE CHARLES

EL BLOG DE CHARLES

Los peones de garrafas de vinos

Levanta siempre tó las manos fuerte pa'rriba y nunca dejes de soñar en cada chicotá, tu tienes arte, poderío y humildad... no cambies nunca, esto es lo que te hace rico en las Cofradías y en los amigos.
Te doy la bienvenida a este pequeño rincón que es mi blog.

Mis amigos seguidores

16 de febrero de 2013

AIRE NUESTRO DE LA LUZ DE SEVILLA


                                  Es seguramente el momento de dar Esperanza a todos y a todas, podríamos comprender y entender que si existe mal tiempo para mañana, día especial para todos los Soberanos, Cofrades, Sevillanos y Forasteros que se sienten Sevillanos de pro de nuestra ciudad estén en estos instantes algo preocupados si ocurriese la suspensión de este Via Crucis. Yo quiero ser positivo y objetivo ante todo, entender y comprender que para bien si salimos o no nuestras catorce Cofradías.

He querido mostrar la mirada de un ojo porque siento la convicción de mi derecho a explicar un conocimiento físico, emotivo, olfativo, sin filtros ni escudos protectores, sobre aquello que lo que siento y quiero hablar... es erróneo escribir sobre algo o alguien con quien no sientes o no te inspira.
El amor a la vida es algo tan hermoso, es tan increíble que te hace sentirte poeta de tus sueños. Dios no te hubiera dado la capacidad de soñar sin darte también la posibilidad de convertir tus sueños en realidad.

Así que este es mi consejo literal para todo el mundo: Todo esta permitido, menos interrumpir una manifestación de amor. Es el mejor de los regalos que a mi me pueden dar en la vida.

La academia esta en Triana porque tiene pulso, fuerzas vivas, cofradías con personalidad que agrupan el Arrabal y algún día colocaremos un punto entre el sol y la tierra y digo un punto porque se trata del punto neutro de gravedad, cero grado ni pá un lao ni pá otro... para que todo el mundo se sienta que esta como en su propia casa.
Al otro costado de Triana esta Sevilla donde sueño cada día con su olor a jazmines de las tapias de los conventos y a yerbaluisa de los humildes y mínimos de las tatas de tomate  vacías y oxidadas donde las vecinas de los corrales sembraban sus plantas...
Seguiré soñando despierto porque Sevilla olía a esparto en la Alfalfa y por supuesto a barro en Triana. Ainss, la memoria de un olor en el olor de una memoria.